Inicio > Software, Windows > Mejorar (realmente) el rendimiento de tu PC en Windows

Mejorar (realmente) el rendimiento de tu PC en Windows

Optimizar el rendimiento de un ordenador (en especial para los usuarios de Windows), es una tarea que en la mayoría de las ocasiones se puede volver frustrante, poco agradecida y llevar a confusiones. Estas confusiones se deben a leyendas urbanas y falsas creencias de algunos usuarios.

A continuación vamos a ver formas reales de mejorar el rendimiento de nuestros equipos, sin entrar en detalles teóricos o en “he leído que decían que haciendo esto va mejor”. Es decir, hablaremos de hechos fehacientes y comprobados, aunque duelan…

 
Memoria virtual

La memoria virtual, también llamada Archivo de Intercambio o Archivo de Paginación, es un método por el cual se almacena parte de la memoria en el disco duro.

Esto implica que a veces se produzca una lectura/escritura intensiva en el disco, lo que creará serias ralentizaciones. Esto se debe a que los discos duros poseen únicamente un cabezal lector. Si inicias una aplicación muy pesada (por ejemplo Photoshop) y tienes suficiente memoria RAM disponible, se leerá del disco y se copiará a la memoria.

Hasta ahí todo bien, esos pasos no se pueden evitar, pero ¿qué sucede si no tienes suficiente memoria RAM libre? En ese caso, Windows “paginaría” parte de esa memoria ocupada, por lo cual durante un rato tu disco duro estaría leyendo los datos de Photoshop a la vez que escribiendo y leyendo la memoria virtual.
Resumiendo… que hará que todo vaya bastante lento.

La solución más sencilla de este problema consiste en colocar el archivo de paginación en un disco duro distinto al que se encuentran las aplicaciones y el sistema operativo.

 
Desfragmentar el disco

Como vemos, el disco duro tiene una gran importancia, así que es lógico que debamos tratar de hacer lo posible para que funcione lo más óptimo posible. Para ello tendremos que desfragmentarlo. Este proceso junta los “trozos” de archivo que se encuentran almacenados por todo el disco para que la lectura sea lineal, más rápida.

Para esta tarea existen multitud de aplicaciones (desfragmentadores), algunas de pago y otras gratuitas (descartaremos el Desfragmentador de Windows).

Desde YaTocaba recomendaremos Defraggler, Auslogics Disk Defrag o UltraDefrag.

 
Actualizar los drivers

Actualizar los drivers no sólo te garantiza la posibilidad de evitar errores presentes en antiguas versiones, sino que además pueden incluir mejoras de rendimiento.

No es lo más común que de una versión a otra se note gran diferencia, pero lo cierto es que por este u otro motivo, debes mantener los controladores actualizados.

 
Eliminar programas del inicio

Muchos de los programas y drivers que instalas te van dejando “regalitos” en el arranque del sistema. Es el caso de QuickTime, WinAmp, Java y tantos otros…

Al final, Windows necesita cargar tantas cosas que tarda dos horas en arrancar. Por tanto hay que eliminar aquellas entradas del autoarranque que no necesitamos.

Para este fin nos serán de gran ayuda aplicaciones como Autoruns o Starter (aunque también se puede hacer a mano desde cada aplicación en concreto).

 
Elección de las aplicaciones

Actualmente hay una gran oferta de programas (tanto gratuitos como de pago) para cualquier finalidad o utilidad. Estamos de acuerdo que no todos nos ofrecen lo mismo, pero lo que también está claro es que no todos consumen los mismos recursos ni funcionan con la misma eficiencia.

Aquí serás tu quien deba decidir entre funcionalidad, potencia, diseño, eficiencia, rendimiento…

 
Salgamos de compras

Y hemos dejado como último apartado, el que menos querías leer😛 Pero que por seguro, es el método más eficaz y rápido para mejorar el rendimiento del ordenador. Para conseguir una notable mejoría tendremos que actualizar el equipo.

Por ejemplo, si tienes un equipo con 512 MB de RAM (o menos), deberías pensar seriamente en mejorar esa cifra hasta los 2 GB. En caso contrario, tu equipo dependerá demasiado de la memoria virtual.

Junto a la memoria RAM, otro apartado importante de tu ordenador es el disco duro. Ya que influye directamente en el tiempo que tarda en arrancar Windows y los programas. Por lo tanto, a la hora de comprar un disco duro nos fijaremos en su velocidad, además de en su capacidad.

Y finalmente, el último componente de gran importancia es el microprocesador. Si nos fijamos en los requisitos de Windows, 300 MHz para XP y 1GHz para 7, veremos que será raro que nuestro microprocesador se quede corto. A pesar de ello, si este fuese el caso, lo más probable es que también nos toque cambiar la placa base, la cosa empieza a subir el presupuesto… lo siento :S

Categorías:Software, Windows
  1. Quim
    10/01/2010 a las 13:02

    Oye muy bueno el artículo.. Me va a ser de mucha ayuda, había algunas cosas que no sabía..

  2. J.M.
    14/01/2010 a las 10:14

    muy util si señor. buena idea

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: